domingo, 20 de febrero de 2011

Oricios

Este Sábado de nuevo toco salida, esta vez nos acompañó 
también Rubén, un amigo de Juan.
Como siempre, quedamos bien pronto, 
para llegar al amanecer,
 nos temíamos que después de tanto llover 
estuviese el agua turbia, y así fue, estaba el agua bastante 
marrón y además la mar no movía nada.


En esa primera parte de la playa 
había mucha alga, así que
casi ni lo intentamos ahí.


Fue moverse 100 o 200 metros 
a la derecha y desaparecieron las algas,
y la mar movía un poco más.



Hoy fue un día que caminamos
mucho ya que esta zona
tiene mucho para caminar.




Hasta el pico ese que se ve al fondo llegamos,
pero no hubo manera de 
engañar a ninguna.



En esta última zona parecía que el 
agua estaba menos tomada, 
pero aun así nada de nada.


Al marchar y al empezar a pasar playas
nos quedamos alucinados de
la gente que había a los oricios.
Parecía San Lorenzo  en  verano xD.
Todos esos puntos de colores
son personas.



Así, 3 o 4 zonas, era increíble, 
no pensamos que había tanta afición
a coger oricios.
El acceso a la playa parecía el parking 
de El Corte Ingles.
En la subida hacia el coche nos encontramos
con el Seprona, báscula en mano, 
quizá alguno se llevo un susto,
a nosotros no tenían nada para pesarnos :-(
Hasta la próxima!!!!


4 comentarios:

  1. No fuisteis los unicos que no tocasteis escama, yo el sabado me encontre el agua algo mas limpia pero no senti ninguna, no querian, movi una con mi gunnish pero no estaba por la labor y se fue, otro dia caerá, ya se donde vive, jajajaja, el pedrero abarrotado de gente a los oricios.
    S2

    ResponderEliminar
  2. El sitio nos gusto,promete dar alguna alegria.
    Se nota que eres perro viejo,te conoces todos los sitios.

    ResponderEliminar
  3. Yo ya lo dije, el próximo día voy con un gancho y un cubo para coger oricios ¿cuándo acaba la emporada? saludos.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena pinta ese pedrero, ya caerá alguna..
    Rubén avisame un día pa ir a por pulpos.
    Saludos varios.

    ResponderEliminar